Ir a versión clásica Ir a versión móvil
14 diciembre 2017

Doncic y Campazzo le dan una clase al Barça para ganar el Clásico

  • Las genialidades de Luka Doncic y Facundo Campazzo han decantado el Clásico de Euroliga del lado blanco
Luka Doncic, basket Luka Doncic, basket
Real Madrid 87 - 75 Barcelona FOTO: RealMadrid.com
Marta Hernando Marta Hernando

Las maravillas de Luka Doncic y Facundo Campazzo han rubricado un gran partido del Real Madrid para ganar (87-75) al Barcelona en el Clásico de Euroliga que este jueves se ha disputado en el Palacio de los Deportes y que ha demostrado que a pesar de las numerosas bajas el 'Laso Team' es mejor que el conjunto azulgrana.

Tanto Real Madrid como Barcelona llegaban necesitados de una victoria en Euroliga después del mal comienzo de campeonato que han firmado los dos conjuntos, pero este jueves ha sido el 'Laso Team' el que se ha mostrado más sólido y con más lucidez para llevarse el Clásico continental.

El madridismo presente en el Palacio de los Deportes también jugaba exigiendo en cada jugada defensiva del Barcelona la falta de un Sanders que presionaba más de la cuenta a los bases del Real Madrid, aunque los árbitros, en su línea habitual, pasaban y le permitían todo.

En el primer periodo todo estuvo muy igualado, de hecho, el bocinazo final llegó con un 15-15 que confirmaba que los dos equipos estaban muy nerviosos y temerosos de despistarse y ponerse a remolque y empezar a pensar en nueva derrota que complique aún más la situación.

El Real Madrid empieza a carburar
Pero en el segundo cuarto el Real Madrid se soltó y empezaron a caer los puntos de casi todos los hombres que Pablo Laso puso sobre la pista, pero un parcial de 0-7 del Barcelona en el último suspiro, impulsado por una técnica incomprensible pitada por los árbitros, metió a los azulgranas en el partido antes del descanso.

El tercer periodo comenzaba con un 40-38 que no hacía justicia al segundo cuarto del Real Madrid, pero los hombres de Pablo Laso se pusieron las pilas tras el paso por los vestuarios y estiraron la máxima ventaja para afrontar los últimos diez minutos con un 68-52 que hacía sonreír al madridismo.

Lo mejor de todo es que los últimos puntos del tercer cuarto llegaron sobre la bocina gracias a un triple de Luka Doncic desde unos 30 metros, casi desde su propia canasta, que encendió al Palacio de los Deportes y dejó con cara de pocos amigos a los culés, sobre todo a Tomic, muy ‘picado’ durante el encuentro.

Desesperación del Barcelona
Ese descomunal triple de Doncic dejó noqueado al Barcelona que tras una recuperación merengue en la primera jugada Oriola le soltó un manotazo a Doncic cuando hacía un mate que acabaría siendo un 2+1 para el esloveno, que alucinó por el golpe recibido.

Pero es que Navarro, también fuera de sí por el resultado, se encaraba con Campazzo buscándole incluso cuando ya estaba sentado en el banquillo tras haber sido eliminado por faltas por culpa de la técnica que les pitaron a ambos por encararse.

Eso sí, al Barcelona le vino bien el lío para firmar otro 0-7 (75-61) y después seis puntos seguidos de Oriola acercaron a los culés hasta el 80-71 a falta de poco más de tres minutos para el final del partido, aunque Doncic rompió a lo bestia la cadera a Claver para romper la dinámica.

Luka Doncic fue el mejor del partido con 16 puntos y 7 asistencias, con dos jugadas que quedarán para el recuerdo, y con un Facundo Campazzo que fue vital con sus 10 puntos en los primeros cuartos, aunque hay que destacar también a Felipe Reyes y sus 14 puntos y 7 rebotes.

La próxima cita del Real Madrid será el domingo (18:30), en la ACB con la visita a Obradoiro, justo antes de una semana con dos jornadas de Euroliga ya que el martes 19 se recibe en el Palacio a Valencia y el jueves 21 se visita a Brose Bamberg.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información