Ir a versión clásica Ir a versión móvil
30 noviembre 2017

La decisión de Florentino que evidencia la falta de 'feeling' con el Athletic

  • El presidente merengue no suele acudir a San Mamés a apoyar al Real Madrid
Florentino Pérez y Josu Urrutia en una imagen de hace varias temporadas Florentino Pérez y Josu Urrutia en una imagen de hace varias temporadas
Florentino Pérez no estará este sábado en Bilbao
DefensaCentral DC1 DefensaCentral DC1

Todo aquel que conoce bien a Florentino Pérez sabe que el presidente merengue tiene por costumbre no perderse ni un solo partido del Real Madrid. El dirigente intenta viajar siempre que puede a todos los desplazamientos que hacen los blancos tanto en Liga como en Champions. Pero la visita del próximo sábado a San Mamés será nuevamente una excepción.

El máximo responsable del Real Madrid ya ha tomado la decisión de lo que hará este fin de semana. El sábado el equipo se juega muchas de sus opciones ligueras en un estadio complicado como el bilbaíno, pero Florentino Pérez no se dejará ver en el palco del mismo. Según apunta el diario 'Marca' su intención es no viajar con la expedición merengue, al igual que ha pasado en los últimos años. ¿La razón? La falta de complicidad y buen rollo que hay entre las dos directivas desde hace tiempo.

Al parecer, Florentino y el dirigente del Athletic, Josu Urrutia, no tienen ninguna sintonía personal. Ambos tienen distintas formas de ver el fútbol y las cosas, por lo que prefieren tener la mínima relación posible. No se puede hablar de enemitad entre la dos partes, sino más bien de frialdad. No hay ninguna 'guerra' entre las dos instituciones, pero tampoco cordialidad. Simplemente que cada prefiere ir por su lado y tener el mínimo trato con la otra parte.

Esto ha provocado que desde hace varias temporadas Florentino Pérez delegue la representación merengue en otros directivos. Prefiere no asistir a la comida de directivas y no hacer acto de presencia en San Mamés. De hecho, asume esta ausencia con todo el dolor de su corazón por no poder apoyar en persona al equipo, pero cree que es lo mejor para evitar situaciones incómodas. Y más en este año en el que el futuro de Kepa está en boca de todo el mundo.

No en vano, el Real Madrid está cada vez más cerca de fichar al guardameta de cara al próximo mes de enero. Aunque en este caso ni siquiera las diferencias entre las dos partes va a hacer que el club blanco pierda su señorío. Más que nada porque en Chamartín ya han tomado la decisión de pagar los 20 millones de euros que figuran en la cláusula de rescisión del propio Kepa para no molestar a su club y no empeorar las relaciones entre las dos instituciones. Y es que, aunque el Madrid podría intentar llevarse al futbolista en julio a 'coste 0', su saber estar le obliga a tener este enorme gesto de cortesía con los 'leones'.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información